Caminé 30 minutos diarios durante un mes y me di cuenta que...

Comparte las buenas noticias

Sin duda caminar no es lo mismo que correr, pero nuestro cuerpo siempre agradece mantenerse activo.

Soy una persona que no tiene mucho tiempo a lo largo de su día, y viviendo en la ciudad, una gran parte de mis esfuerzos son sobrevivir al transporte y al tráfico, trabajando en Frutos de vida me di cuenta de algunos hábitos que podía mejorar, principalmente por mi bienestar, sin embargo mi imaginación tiene que hacer un esfuerzo mayor para poder apegarme lo más posible a una vida más saludable. Se recomienda correr 30 min diarios, bueno, pues decidí cambiar el correr por caminar (tenía que empezar de alguna manera jaja), hubo otros factores que me ayudaron a decidirme: tardaba casi lo mismo en llegar de mi casa a mi trabajo; entre esperar el transporte y en lo que llegaba al trabajo, es una distancia relativamente corta.

¿Me sirvió de algo? mi respuesta definitiva es: por supuesto. Lo importante es escuchar a tu cuerpo y saber de qué manera te está ayudando.

 

"...¡BUM! ayudé a mi cuerpo a usar esa energía..."

 

Mi día comenzó con más energía 
La primera vez obvio titubee para seguir y no tomar el camión, pero si ya había avanzado tenía que terminarlo, mi sorpresa fue que al llegar al trabajo llegué con mayor ánimo para empezar mi día. Cuando vamos en transporte (llámese carro o camión) nuestro cuerpo no está en movimiento, y de entrada, le cuesta más trabajo salir de ese reposo para realizar alguna actividad. Por eso, me di cuenta que el secreto es empezar a activarse desde temprano.

Se me hizo tarde
Debo confesar que cuando comencé, subestime el tiempo de llegada, no estaba acostumbrada a medir mi tiempo en pasos, si no en tráfico. Así que hubo veces en que mientras caminaba y me ponía a pensar en lo que iba a hacer durante el día, me daba cuenta que había disminuido mi paso, y pues… esos 30 minutos se hicieron 40 en algunas ocasiones.

Mejoré mi descanso
Por lo general en la noche mi mente era la que me exigía ir a dormir, más que mi cuerpo, hasta que ¡BUM! ayudé a mi cuerpo a usar esa energía acumulada, me di cuenta que tener actividad física también es una manera de consentir a tu cuerpo, para eso está hecho, para estar en movimento.

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
Esta será la descripción de la segunda imagen del Articulo en el primer bloque

"cambié el transporte... por caminar..."


Me sentí más ligera

Aprovechando la actividad que estaba haciendo y el empujón que esto le daba a mi estado de ánimo comencé a llevar comida de mi casa al trabajo, y procuraba no salir con el estomago vacío (de verdad es malísimo), me ayudó mucho tomar algo por la mañana que no requiriera mucho tiempo de preparación ¡es verdad que el jugo verde es una maravilla! Este fue uno de los efectos secundarios que más agradecí: tuve más energía y mis hábitos alimenticios mejoraron. El famoso “mal del puerco” ya no es parte de mis tardes. 
(si quieres saber más sobre los beneficios del jugo verde da click)

¡Ahorre!
Bueno, tal vez suene un poco obvio y no se relaciona directamente con una vida saludable, pero enserio que mi bolsillo lo agradeció, fue como empezar a caminar, al principio consideras que es poco pero conforme avanza el tiempo te das cuenta que realmente es útil y todo cuenta.  

Me gustó mas de lo que pensé 
El cuerpo se acostumbra después de un tiempo a todo; a la comida, al esfuerzo, inclusive al shampoo que usamos. Así que sin darme cuenta, el trayecto que antes recorría en 30 minutos lo recorría cada vez en menos tiempo (ya no se me hace tarde) así que después no sólo recorría ese camino durante las mañanas, cambié el transporte que me llevaba a distancias no tan largas, por caminar.

 

Empezar siempre será el pasó mas importante en todo, y el más difícil. Me costó mucho trabajo decidirme, pero al darte cuenta que con pequeños cambios te sientes mejor, te van dando ganas de ir haciendo cada vez más y más.

Les comparto que voy a empezar a correr los fines de semana, siempre pensando en mi bienestar antes que otra cosa, obvio les contaré mi experiencia, deséenme mucha suerte.

 - Frida 

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque