¿Con sueño y sin hambre? No te vayas a dormir con el estómago vacío

Comparte las buenas noticias

Recuerda que al irte a acostar por la noche, pasan muchas horas antes de que le des a tu cuerpo una recarga de nutrimentos y energía, por eso debes evitar saltarte la cena.

En lugar de eso, te recomendamos algunos alimentos livianos y bajos en calorías que puedes comer para no interrumpir tu descanso, pero tampoco quedarte sin energía.

Una amiga que es nutrióloga me contó que cuando era adolescente tuvo una época en que las pesadillas la acosaban. Se despertaba a las 2 de la madrugada muy asustada, cubierta de un sudor frío y con dolor de cabeza. Esto pasaba todas las noches y se convirtió en un verdadero problema.

Sus padres la llevaron con varios médicos, le hicieron muchos estudios y hasta consideraron un trasfondo emocional o psicológico, pero no lograban dar con el problema. Hasta que un médico decidió examinar de cerca su rutina. Resulta que mi amiga regresaba de su entrenamiento de equitación tan cansada que se iba directo a dormir, sin cenar.

En la madrugada sus niveles de glucosa bajaban mucho, en otras palabras su cuerpo se quedaba sin energía. La forma que su cerebro encontró de mandar una alerta roja era despertándola con pesadillas.

La solución fue tan sencilla como empezar a comer algo antes de irse a dormir, por poco y liviano que fuera. Este es un consejo que ella sigue aún ahora y le recomienda a sus pacientes, en especial a los que quieren perder peso, porque pasar hambre no te permite adelgazar.

Si de verdad quieres irte ya a la cama y no tienes tanta hambre, estas son algunos de los alimentos que puedes considerar como opción, por ser livianos y evitar que te quedes sin combustible a mitad de tu descanso:

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque
Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el tercer bloque

Cerezas:

Hay tres cosas que las convierten en una magnífica opción como alimento antes de dormir:

  • Son uno de los pocos alimentos que contienen melatonina de forma natural, esa hormona que ayuda a regular el sueño, para que duermas como bebé.
  • Son ricas en antioxidantes, para que tu cuerpo pueda regenerar las células y tu piel, cabello y tejidos estén mejor que nunca.
  • Son livianas, bajas en calorías y fáciles de digerir, por lo que no van a interrumpir tu sueño.

 

Almendras:

Un puñado de almendras antes de dormir no te llenará, pero sí que te darán lo que necesitas. Son ricas en minerales como manganeso y fósforo, además de brindarte grasas monoinsaturadas (“las grasas buenas”), fibra y antioxidantes. Por eso se les asocia con la disminución del riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas, como diabetes y afecciones cardiacas.

 

Mantequilla de cacahuate:

No es casualidad que la mantequilla de cacahuate se utilice con frecuencia para mejorar el estado nutricional de los niños que comen poco, porque en tan solo una cucharada tiene muchos nutrimentos y “grasas buenas”.

Eso sí, debes limitarte a una cucharada, porque sino sumas demasiadas calorías. Pero la ventaja es que justo estamos buscando algo liviano, que en pocas cantidades, te ayude alimentarte sin llenarte demasiado antes de dormir.

 

Recuerda siempre buscar una que sea 100% natural y sin azúcar añadida, ahora hay muchas versiones artesanales y tutoriales en Youtube y Pinterest si tienes ganas de hacer la tuya en casa.

El cacahuate comparte muchos de los beneficios de las almendras, es además rico en triptófanos, que estimulan el sueño.

Si además los comes junto a palitos de pan integral, las vitaminas del complejo B de éstos te ayudarán a absorber mejor esos triptófanos.

 

Queso Cottage:

Este es probablemente mi snack favorito para antes de dormir, porque es fresco, liviano y delicioso. Te aporta un tipo de proteína que es de absorción lenta, por lo que satisface tu hambre por más tiempo mientras duermes, sin afectar la digestión. 

Recuerda que mientras dormimos es que se segrega la hormona del crecimiento, que regula la reparación de los músculos (esos que estás esforzándote tanto en hacer crecer en el gym) y que requiere de proteínas, como las que este queso te brinda, para lograr su cometido.

 

Jugos verdes:

Siempre, siempre, siempre estarán en mis listas. Son fantásticos, porque además de tener muchísimos nutrimentos, como minerales y carbohidratos complejos, te ayudan a hidratar tu cuerpo.

El mismo principio que los hace excelentes como bebida antes de hacer ejercicio, como sustituto del desayuno (de vez en cuando) o lo convierte en un snack saludable, es el que hace que funcione tan bien antes de dormir. Libera energía poco a poco, para mantener a raya el hambre por más tiempo.

 

Allí lo tienes, 5 ideas para no irte a la cama con el estómago vacío. No olvides que tienes que prestar atención a tu cuerpo, escucharlo para saber si con un pequeño snack basta o necesita hacer una cena más completa, siempre con alimentos naturales y de calidad.

Descripción de la imagen del video

Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable.