Consejos para mantenerte hidratada ¡siempre!

Comparte las buenas noticias

Mantener tu cuerpo hidratado es la base fundamental para tener una buena salud. Además de que tu piel se verá mejor y tu cabello también lo reflejará, tener un buen nivel de hidratación te ayudará a tener una mejor digestión, disminuir la celulitis y a aumentar tus niveles de energía.

 

Cuando tu cuerpo no adquiere la cantidad de agua necesaria, puede sufrir consecuencias a corto y largo plazo, desde estar más cansada y que te cueste más trabajo ir al baño, hasta tener fallas en los riñones. Sin embargo, nadie se deshidrata a propósito… ¿no? Todo es cuestión de costumbre y que la mayor parte del tiempo, solo tomamos agua cuando tenemos mucha sed y eso en el mejor de los casos, pues existen muchas personas que cuando la sienten, se compran un refresco “para quitársela”. :O 

 

 

Para mantener tu cuerpo hidratado es necesario hacer pequeños cambios en tu rutina, por ejemplo: ¿cuántas veces empiezas tu día con un delicioso café? Cuando te das cuenta, ya es la hora del almuerzo y no has bebido ni un solo trago de agua.

Así que para ayudarte a tener todos los líquidos que tu cuerpo necesita, aquí te doy 8 tips que si los haces todos los días, lograrás acostumbrarte a tener un vaso en la mano.

Aunque no hay una regla sobre cuánta agua debes beber, -pues depende en tu estilo de vida, la forma de tu cuerpo, tu peso y cuánta actividad física hagas-, 8 vasos al día son un buen parámetro y así es cómo lo puedes lograr hacer fácilmente:

vaso de agua
Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el tercer bloque

1.     Toma un vaso de agua apenas te levantes. Esto además reactivará tu sistema digestivo y si eres de las personas a las que le cuesta trabajo despertar, esto te ayudará a activarte pues todas las funciones de tu cuerpo comenzarán a trabajar.

2.     Si haces ejercicio, recuerda reponer también los minerales importantes que se pierden con el sudor, entre ellos el sodio y el potasio. Tomarte un vasito de Agua de coco mitad y mitad, te ayudará a recuperarte mejor y aumentar tu rendimiento.

3.     Toma un vaso de agua 15 minutos antes de tu hora de la comida, esto además de hidratarte, te ayudará también a tener una alimentación más consciente y preparar a tu estómago para recibir los alimentos.

4.     Olvídate del refresco, acompaña tus comidas con un vaso de agua con rebanadas de frutas –por ejemplo, fresas, naranja, limón, etc.- para darle un sabor diferente. Puede que al principio te cueste trabajo, pero si lo haces por varios días, tu cuerpo se acostumbrará.

 

 

 

5Además de tomar agua, los alimentos también te pueden ayudar. Evita la comida chatarra que generalmente es seca, y prefiere frutas jugosas, sopas y verduras con mucha agua como jícama y pepino. Si el agua natural no es tu favorita, también puedes tomar té sin endulzar, jugos de fruta natural y agua de coco. 

6. Busca un termo o botella de vidrio bonito y ponlo cerca de tu lugar de trabajo, llénalo todos los días para que tengas un control de cuánta agua estás tomando. Además al tenerlo cerca, te será más fácil cumplir tu meta de hidratación.

7.     Marca cuántos vasos de agua llevas al día. Existen muchas apps que puedes descargar para tener un mejor control de tu objetivo e incluso, puedes retar a un amigo o colega para hidratarse juntos.

8.     Termina tu día con un vaso de agua después de cenar, así tendrás una reserva durante la noche… solo procura ir al baño antes de dormir para no despertarte a media noche :p

-Silvana Becerra Tavano 

Editora digital de fitness en la revista ¡HOLA!, Comunicóloga especializada en medios digitales con gran experiencia en temas de fitness y bienestar. Amante del café, del chocolate, de correr y hacer bodybarre. Conoce más de ella en @silvanabt