Jugo de zanahoria: mascarilla facial hecha en casa

Comparte las buenas noticias

Tener un cutis de aspecto saludable, combatir el enrojecimiento y los signos de cansancio. Esto me motivó a probar una mascarilla para el rostro hecha con jugo de zanahoria.

Seguramente todos tenemos algo que no nos gusta de nuestro cuerpo, amarlo y aceptarlo tal como es no siempre es fácil. En particular suelo tener bastantes problemas con mi piel.

He aprendido que las pieles más claras suelen ser más propensas a afectarse por la contaminación y la luz solar directa. Los signos de la edad también aparecen un tanto antes que en las pieles más oscuras.

Además, en mi familia solemos tener muchas alergias. Por ejemplo, los jabones y otros productos cosméticos que utilizo deben ser sin colorantes o aromas, de lo contrario me irrita y hasta puede aparecer una especie de sarpullido.

 

Entonces, en lugar de quejarme, hace tiempo decidí que iba a amar mi piel y, dada su condición tan delicada, le iba a prestar mucha atención a su cuidado.

Cuidado cosmético hecho en casa

 

Como suelo tener reacciones adversas a los productos fabricados de manera industrial, siempre ando en la búsqueda de opciones naturales, orgánicas o que pueda fácilmente hacer en casa.

Una mascarilla de papa, aceite de oliva y leche para hidratar manos y pies. Ajo hecho puré para fortalecer las uñas. En lugar de shampoo y acondicionador, bicarbonato de sodio y vinagre de manzana (con el vinagre me fue bastante bien, el bicarbonato aún está a prueba). Y así, la lista sigue.

La prueba más reciente que hice fue una mascarilla con jugo de zanahoria y miel. Esta combinación me gusta mucho.

Las zanahorias están cargadas de antioxidantes llamados betacarotenos, que protegen la piel contra el daño y el paso de la edad, además de ayudar a mantenerla suave.

Te recomendamos leer: jugos antioxidantes, qué son y para qué sirven.

Por su parte, la miel es antibacteriana y antiinflamatoria, genial para combatir mi rosácea. También suaviza y ayuda a los demás componentes de la mascarilla a penetrar la piel.

 

Lo mejor siempre será buscar miel orgánica, porque la que venden comercialmente suele pasar por varios procesos de filtrado. Este filtrado lo hacen para que toda se vea igual, muy bonita y clara, pero se eliminan algunos elementos nutritivos, como rastros de polen y cera, que contienen enzimas positivas.

Miel de abeja
Mascarilla con jugo de zanahoria

Mascarilla facial con jugo de zanahoria

 

Ingredientes

  • ½  taza de jugo de zanahoria natural
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • Algunas gotas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de aceite de coco, esto es opcional (yo no lo usé, pero estoy segura que vale la pena probarlo)

 

Mezcla todo y listo. Lava tu rostro con agua fresca para que esté limpio. Evitando la zona de los ojos, aplica la mascarilla con una brocha de cerdas naturales, como las que se usan en la cocina. Deja reposar por 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Seca tu rostro con una toalla limpia, es mejor si lo haces con suaves golpecitos, sin frotar. Aplica tu crema humectante favorita y eso es todo.

Me encantó usarla, sentía el rostro suave y la rojez disminuyó un poquito nada más. Al momento la he usado solo en una ocasión, pero intentaré aplicarla una vez por semana, porque aparentemente esto hará que los cambios sean más notorios y duraderos.

Anímate a probar la mascarilla, te va a gustar el resultado. Ahora que, si esto no es lo tuyo o te da flojera, siempre puedes tomar un vaso de jugo de zanahoria al día, el efecto será muy parecido. Te recomiendo que pruebes el de Betabel, Naranja y Zanahoria, su alto contenido de antioxidantes y vitamina A harán la magia.  

 

Si quieres conocer más beneficios del jugo de zanahoria te invitamos a leer: jugo de zanahoria para adelgazar 

 

-Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable. 

Jugo de Zanahoria betabel y naranja