Jugos de frutas: 2 recetas divertidas para hacer con niños

Comparte las buenas noticias

Cocinar con niños es una actividad que puede resultar muy divertida y es una valiosa oportunidad para pasar tiempo de calidad con ellos.

Para mí, esto ya es razón suficiente para intentar hacer recetas fáciles con mis sobrinos. Pero resulta que esta actividad es más beneficiosa de lo que me había imaginado.

Mientras cocinas con niños, ellos aprenden que la comida no aparece mágicamente en los platos, hay un proceso de preparación detrás. Es más fácil convencerlos que coman algo o que se animen a probar ingredientes nuevos.

Es también un buen momento para que aprendan de forma natural acerca de nutrición y de ingredientes saludables. Y por si fuera poco, les ayuda a construir su autoconfianza, enseñándoles que son capaces de hacer cosas con sus propias manos.

Para que te animes a intentarlo aquí te dejo dos recetas divertidas, y muy fáciles, para hacer con niños.

 

Ensalada de frutas con aderezo de miel

 

Ingredientes:

  • Frutas a tu elección
  • 4 cucharadas de miel (preferiblemente cruda y sin procesar)
  • ½ taza de jugo de naranja natural
  • un chorrito de jugo de limón natural

 

Preparación:

 El primer paso es cortar la fruta en trozos. Siempre intenta escoger al menos una fruta que los chicos puedan cortar sin lastimarse.

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
ensalada de frutas

Por ejemplo, si usas sandía, córtala tú en rodajas grandes y dáles a los chicos cortadores de galletas para que hagan formas divertidas. Con las mandarinas, tú puedes pelarlas y pedir a los chicos que separen los gajos. La idea es que ellos participen.

Para el aderezo, puedes colocar la miel, el jugo de naranja y el de limón en un recipiente de tapa hermética y pedir a tus pequeños ayudantes que lo agiten hasta que se mezcle todo. Lo encontrarán muy divertido, más si te inventas alguna canción para acompañar la actividad.

Pide a los chicos que organicen las frutas en platos, puede ser por colores, por formas, en orden o completo caos, la idea es motivarlos a usar su imaginación.

Por último rocía una cucharada de aderezo sobre cada plato.

Súper tip: para cuando los chicos estén un poco más grandes, dale un giro interesante a la presentación y utiliza pinchos para ensartar las frutas.

 

Gelatinas de colores

 

Ingredientes:

  • 1 ½ tazas de jugo de frutas natural a tu elección: el de Zarzamora Manzana y Mango Naranja de Frutos de Vida quedan perfectos. Y si hace calor, definitivamente prueba con el jugo de toronja y agua de coco y el de naranja y agua de coco.
  • 1 cucharada  gelatina sin sabor
  • ¼ de taza de agua caliente
gelatina de jugo de frutas

Preparación

Calienta el agua, agrega la gelatina y mezcla muy bien, a modo que se disuelva sin dejar grumos. Este paso puedes hacerlo tú o dejar que los chicos más grandes lo hagan, siempre con supervisión y extra cuidado.Agrega el jugo de frutas y asegúrate que todo se integre.

Luego tienes dos opciones, la primera es verter la mezcla en moldes con formas divertidas. La segunda es colocarlo en un recipiente cuadrado, para que la gelatina quede de más o menos dos centímetros de grosor. Luego refrigera por un par de horas. Si escogiste los moldes de silicón con formas, únicamente debes desmoldar.

Si escogiste usar el molde cuadrado, puedes hacer uso de cortadores de galletas para darles formas divertidas.

Al igual que con las frutas en la receta anterior, motiva a los chicos a que usen las manos para organizar en platos las piezas.

Queda muy bien si hacen gelatinas de varios colores y sabores, para que ellos puedan divertirse haciendo combinaciones en los platos.

Esta receta de gelatina me gusta mucho porque si utilizas jugos naturales, sin conservadores ni azúcar añadida, resulta muy saludable.

Mi recomendación final para ambas recetas, que creo que es lo más importante, coman juntos y diviértanse.

 

-Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable.