Smoothies con jugo de naranja: tres recetas fáciles

Comparte las buenas noticias

El jugo de naranja es considerado como uno de los más saludables, por lo que no es de extrañar que tantas personas beban un vaso diariamente para acompañar su desayuno. Aquí brindamos 3 recetas fáciles para incluir el jugo de naranja en smoothies.

Un vaso de jugo de naranja puede hacer mucho por tu salud: potencia el sistema inmune, reduce la aparición de signos de la edad, te protege del cáncer, activa el metabolismo, mejora la circulación, reduce las inflamaciones y  hasta ayuda a regular los niveles de colesterol.

Por supuesto que para disfrutar de todos estos beneficios debe tratarse de un jugo de naranja natural, que no tenga conservantes ni azúcares añadidos. Solo así podrás verdaderamente sacar provecho de su mega dosis de vitamina C, potasio y magnesio.

Con estas tres recetas tendrás la oportunidad de darle un giro innovador a tu jugo de naranja y combinarlo con otros sabores y texturas. Solo necesitas una licuadora y el deseo de sentirte saludable.

 

Mango, naranja y plátano

Este smoothie será un buen compañero de niños y adultos que tienen días muy activos. Mientras el mango activa nuestra capacidad de concentración, la naranja estará fortaleciendo el sistema inmune y el plátano brindará el potasio indispensable para el buen funcionamiento de los músculos.

 

Ingredientes

  • 1 taza de jugo Mango Naranja congelado en cubitos
  • 1 taza de yogurt descremado
  • 1 plátano 


Lleva todo a la licuadora hasta que se integre y tenga una textura suave. Sirve y disfruta. 

 

Frutos del bosque y naranja

Antioxidantes es la palabra clave aquí, este smoothie es un regalo para tu piel. Si quieres una versión con menos calorías, puedes utilizar helado de yougurt descremado, que además te da una textura aterciopelada.

 

Ingredientes

  • 2 bolas de helado de vainilla
  • 1 taza de frutos del bosque a tu elección congelados (una combinación de fresas y zarzamoras funciona muy bien)
  • 1 taza de jugo de naranja natural

 

Licúa todo y sirve. Quedará espectacular en un vaso de vidrio transparente, con una guinda para decorar y un popote de colores.

 

 

Super Tip: evita los popotes de plástico, hay versiones de papel que al ser biodegradables son más indulgentes con el medio ambiente, mientras su gran variedad de diseños harán a tus bebidas más atractivas.

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
Esta será la descripción de la segunda imagen del Articulo en el primer bloque
Descripción de imagen

Piña, coco y naranja

Su gran cantidad de fibra y la presencia de una enzima llamada bromelina, hacen de la piña una gran amiga de la digestión. Es también recomendada para los deportistas, por sus propiedades antiinflamatorias, y para aquellas personas que buscan bajar de peso.

 

Ingredientes

  • ½ taza de jugo de naranja congelado en cubitos
  • ½ taza de agua de coco congelada en cubitos
  • 1 taza de piña en trozos congelada
  • ¼ taza de leche
  • 1 cucharada de miel

 

Licua todo y sirve de inmediato. Esta bebida es tan fresca que te ayudará a rehidratarte después de hacer ejercicio. Para una textura menos espesa, puedes utilizar el agua de coco líquida en lugar de congelada.

 

-Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable. 

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque